• ferherrera298

Del Corazón al Espejo


Percibirnos como personas importantes y reflejar eso en el espejo es una preocupación por la que hemos pasado al menos una vez en la vida, y es que es totalmente natural querer sentir satisfacción con quiénes somos, sin embargo, este es un trabajo que puede ser minucioso y arduo, y que muchas veces no sabemos por dónde iniciar.

Cada día evaluamos las características que poseemos, entre ellas ideas, creencias, prácticas y conductas; así también, consideramos las particularidades de la cultura en la que nos desenvolvemos, los comentarios de las otras personas y las vivencias que compartimos con personas importantes, como padres, madres, hermanas y hermanos, entre otros. La interacción de estos elementos, nos permite ir desarrollando un reconocimiento hacia nosotras o nosotros mismos, y esto es la autoestima, un proceso por el cual nos valoramos, tal cual somos, con virtudes y defectos, confiando en nuestras capacidades, y valorándonos como seres únicos e irrepetibles.



En este proceso, llegar a considerarnos como personas dignas de amor, es sumamente importante, y ese amor puede provenir de las otras personas, pero es aún más significativo, si viene de nosotras y nosotros mismos. Y, además, es indispensable considerar que el amor que recibimos nada, ni nadie nos lo puede quitar.

Hay actividades que nos pueden ayudar a encontrar ese amor por una misma o uno mismo, y que al mismo tiempo nos hacen sentir bienestar; por ejemplo, buscar cuidarnos (física y emocionalmente) es un paso sumamente importante para considerarnos como seres valiosos.

Una de las acciones concretas que podemos realizar, es mejorar nuestro estilo de vida, a través de una alimentación más balanceada, explorar qué actividad física nos es más atractiva y entretenida, de forma que vallamos descubriendo qué nos satisface emocionalmente, y que a la larga nos puede traer beneficios a nivel físico, tales como una mejor condición física, alguna mejoría a nivel fisiológico, así como cambios a nivel estético, sin embargo, estos últimos no son el fin último, sino que es una consecuencia positiva de mejorar nuestro estilo de vida.

También, al involucrarnos en nuevas actividades que nos generen bienestar, podemos descubrir formas saludables para expresar nuestros pensamientos y sentimientos, de manera que nos conduzcamos con mayor autonomía, asumiendo acciones que nos lleven a sentir paz, que nos den libertad, y una sensación de equilibrio consigo misma o consigo mismo, dejando de lado los comentarios de las otras personas, que en ocasiones llegan a frenar nuestros impulsos por realizar alguna acción que nos es atractiva.

Al realizar cambios en alguno de los aspectos que he propuesto, inevitablemente tendremos cambios en todas las áreas de la vida, es como un efecto dominó; por esta razón, al estar transformando lo que atesoramos en el corazón, es decir, en cómo nos estamos relacionando conmigo misma o conmigo mismo, vamos a transformar, irremediablemente, el reflejo que observamos en el espejo.

Abrazar cada uno de nuestros grandes y pequeños triunfos, errores, al vernos como realmente somos física y emocionalmente, exaltamos la valía que poseemos, sintiendo bienestar con nosotras o nosotros mismos, lo que puede traducirse en conducirnos como personas más confiadas, felices, agradecidas, conscientes de que poseemos virtudes y defectos, y que demostramos el amor que nos tenemos con cada acción que realizamos.

En este camino, del corazón al espejo, podemos experimentar muchas tristezas, decepciones, alegrías y satisfacciones, y que además, requiere de mucho esfuerzo, paciencia y sobre todo de mucho amor, pero recordemos que nos tenemos a nosotras y nosotros mismos por el resto de la vida, y merecemos situarnos frente al espejo y observar a una persona con una infinidad de características que le hacen importante, resaltando que lo que está en el corazón es lo que verdaderamente nos hace sobresalir, nos llena de valor y de amor.

Referencias

Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona: Paidós.

Comité Olímpico Nacional de Costa Rica. (2017). La importancia del autoconocimiento en el deporte. San José, Costa Rica.

Franco, M., Ayala, J. y Ayala, C. (2011). La salud en los gimnasios: una mirada desde la satisfacción personal. Hacia la promoción de la salud 16 (1), 186-199.

Naranjo, M.L. (2007). Autoconocimiento: un factor relevante en la vida de las personas y tema esencial del proceso educativo. Actualidades Investigativas en Educación 7 (3), 1-27.

95 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo